Comunícate Con Tu Familia De Forma Regular

Es muy fácil dar prioridad a otros aspectos de tu vida, pero asegúrate de dedicar esfuerzo a mantenerte en contacto con tus amigos. En beneficio propio pero también en el de ellos.


Muévete

Lo mejor que puedes hacer por tu salud es mantenerte activo. Cómo lo hagas es cosa tuya. Puede ser una sesión de gimnasio un día, un poco de footing al mediodía el día siguiente, una hora haciendo ping-pong o una épica salida en bici. ¡Todo movimiento cuenta!


Habla Sobre Las Cosas Importantes De La Vida

La ruptura de una relación, la pérdida de un trabajo, los problemas económicos o la paternidad son cosas importantes en la vida de un hombre que suceden a muchos. Es importante reconocer el impacto que tienen y que puedes hablar sobre cómo estás llevando el cambio.


El Conocimiento Es Poder

El historial familiar es una de las herramientas más potentes que hay para comprender tu salud. El historial familiar afecta al nivel de riesgo que tienes de contraer cáncer, diabetes, enfermedad cardiovascular y apoplejía, entre otras afecciones. Todo comienza con una conversación; habla con tu familia y toma nota de las enfermedades padecidas por parientes directos. No te olvides de informarte también sobre los familiares fallecidos.


Si Notas Algo, Haz Algo

Conoces tu cuerpo mejor que nadie. Si notas que algo no va bien, no pases de ello con la esperanza de que desaparezca solo, ve al médico a que te lo examine. La detección temprana es el factor más importante en el tratamiento de enfermedades graves.






Fuente: es.movember.com



Haga clic para buscar un especialista