A pesar de su natural obstinación, todo hombre a partir de los 35 a 40 años empieza a preocuparse por el funcionamiento óptimo de una parte específica de su anatomía: la próstata.

Glándula que forma parte del sistema reproductor masculino e interviene en la producción del semen, y que con el devenir de los años va cambiando de tamaño o puede desarrollar cáncer (a nivel mundial es la cuarta causa de neoplasia en hombres, y en México tiene una mortalidad del 18%, de acuerdo a cifras del Senado de la República).  

Para cuidar de esta zona de tu cuerpo, expertos de la Harvard Health Publications, afirman que debes empezar por dejar o limitar el consumo de: carne roja (cerdo, cabra, cordero), mortadela y salchichas.


A parte, debes aumentar la ingesta de estos alimentos buenos para la próstata:


  1. Elige pan integral en vez de pan blanco (esto también se aplica para las pastas).
  2. Consume aceite de oliva o de algún fruto seco; ejemplo, almendra o nuez. Además de contener antioxidantes, los cuales controlan el daño de los radicales libres a las células, tienen menos grasa trans.
  3. Nueces de Brasil. Son fuente de vitamina E, calcio y selenio, este último de acuerdo a la Journal of Medicinal Food, puede ayudar a combatir el cáncer de próstata.
  4. Té verde. Investigaciones sugieren que el licopeno presente en esta infusión combate en un 53% el riesgo de desarrollar un cáncer agresivo en esta zona. Además contribuye a mejorar la calidad del semen.
  5. Sandía, tomate, papaya, guayaba… todas contienen licopeno, vitamina A y C que evitan el deterioro de esta glándula e inflamación (que está relacionada a la hiperplasia, agrandamiento de la próstata).

A parte del cáncer e hiperplasia, a lo largo del tiempo un hombre puede sufrir de prostatitis, una inflamación causada por bacterias. Por ello es recomendable que a partir de los 35 años acudas a un experto de la salud por lo menos una vez al año.





Fuente: salud180.com




Haga clic para buscar un especialista