El tratamiento con vapor de agua para la próstata utiliza la energía natural almacenada en el vapor de agua. Es un tratamiento seguro y eficaz, disponible para aliviar síntomas asociados con la hiperplasia prostática benigna o BPH. Aquí le brindamos lo que debe saber antes, durante y después de este tratamiento.

1. ANTES DEL PROCEDIMIENTO

• Es posible que su médico le solicite que interrumpa el uso de anticoagulantes, o diluyentes de la sangre, unos días o una semana antes del procedimiento.

• Es posible que se le receten antibióticos.

• Su médico le explicará sobre los medicamentos contra el dolor que se utilizarán.

2. DÍA DEL PROCEDIMIENTO

• El procedimiento se completa en solo algunos minutos; sin embargo, tenga en cuenta que la duración total de la visita será de 2 horas aproximadamente.

• El médico le recetará medicamentos contra el dolor para el procedimiento.

• Tenga en cuenta que quizás deba pedirle a alguien que maneje su auto una vez terminado el procedimiento, a menos que el médico le indique que puede manejar de vuelta a su casa.

3. REANUDE SU VIDA

• Después del procedimiento, continúe con los antibióticos por vía oral durante 3 a 5 días, según lo recete su médico.

• Es posible que el médico le recomiende el uso de un catéter durante algunos días para facilitar la micción durante el proceso de recuperación.

• Evite actividades que pudieran irritar la próstata. Consulte a su médico para obtener recomendaciones específicas.

• Si siente alguna molestia:

— Tome un medicamento suave contra el dolor, según según recomiende su médico.

— Tome un baño de agua caliente o siéntese sobre una botella de agua caliente.

— Considere eliminar por un tiempo la cafeína, el chocolate y el alcohol de su dieta.

Fuente: rezum.com

Haga clic para buscar un especialista