Entre sus principales causas, te destacamos las siguientes:

Embarazo, durante el embarazo se lleva a cabo un desplazamiento gradual de los órganos que se acusa especialmente en el último trimestre para dejar sitio al útero y que tiene como consecuencia la compresión de los mismos dificultando y ralentizando sus funciones.

La vejiga es uno de los órganos que más acusan esta molestia que se manifiesta con ganas recurrentes de orinar y pequeñas cantidades de orina en cada vaciado que en ocasiones resultan difíciles de controlar.

Esta es una situación normal que casi todas las embarazadas padecen en mayor o menor medida pero que se soluciona espontáneamente tras el parto sin que se deba hacer nada para remediarlo.

La obesidad puede producir también presión sobre la vejiga y como consecuencia incontinencia al orinar que también puede presentarse durante las deposiciones, pues muchos obesos padecen estreñimiento debido a los malos hábitos alimenticios.

El estreñimiento es uno de los principales responsables de la incontinencia en las deposiciones cuando los residuos se almacenan por largo tiempo ejerciendo presión sobre los intestinos.

En estos casos los laxantes proporcionan un alivio temporal pero para solucionar el problema se deben revisar los hábitos alimenticios y realizar los exámenes oportunos para determinar que pudiera estar causando el problema.


El uso de diuréticos independientemente de que sean preparados farmacológicos o fitoterapéuticos pueden producir incontinencia en algunas personas por la sensibilidad a sus componentes.



El debilitamiento del suelo pélvico suele ser otra causa recurrente en la incontinencia femenina, especialmente en aquellas mujeres que han tenido partos múltiples o muchos embarazos y partos durante su vida fértil.


Los ejercicios de refuerzo para el fortalecimiento del suelo pélvico y el uso de utensilios específicos como las bolas chinas pueden ayudar a su fortalecimiento y atenuar los síntomas.


La edad afecta por igual tanto a hombres como a mujeres porque a medida que avanza el proceso de envejecimiento se van perdiendo facultades y la capacidad para controlar las reacciones espontáneas de los procesos biológicos del cuerpo.



Hiperplasia benigna de próstata es una de las principales causas de la incontinencia urinaria en los varones de edad por su proximidad a la uretra al ejercer presión sobre la misma.



La resección transuretral es una intervención quirúrgica que se lleva a cabo para extirpar la parte externa de la próstata en la hiperplasia y también puede ocasionar problemas de incontinencia urinaria.



Enfermedades mentales o neurodegenerativas pueden afectar a la sensibilidad de los estímulos que producen algunas reacciones como las ganas de orinar volviendo dichas reacciones incontrolables para los enfermos.



Las obstrucciones crónicas intestinales, diverticulosis, diverticulitis o el cáncer de colon también son causas de incontinencia común en las deposiciones.






Fuente: mundoasistencial.com/



Haga clic para buscar un especialista