El número de cirugías de próstata ha disminuido con el pasar de los años. Pero las operaciones por BPH son todavía las cirugías más comunes en hombres estadounidenses. La cirugía se usa cuando los síntomas son graves o cuando la terapia con medicamentos no ha funcionado bien. Asegúrese de hablar de sus opciones con su doctor y preguntar por los beneficios posibles a corto y a largo plazo, y los riesgos de cada procedimiento.


Los tipos de cirugía para BPH son:

  • RTUP (resección transuretral de la próstata). La cirugía más común para HPB, RTUP representa el 90% de todas las cirugías de HPB. El doctor pasa un instrumento por la uretra y recorta el tejido sobrante de la próstata. Un bloqueo espinal (anestesia) se usa para entumecer el área. Se envía el tejido al laboratorio para revisar que no haya cáncer. La RTUP evita generalmente los dos peligros principales que están relacionados con otro tipo de cirugía llamada prostatectomía abierta (extirpación completa de la glándula de la próstata por una cortada en el abdomen inferior): incluso incontinencia e impotencia. Sin embargo, la RTUP puede tener efectos secundarios graves, como lo es la hemorragia. Además, puede requerirse que se permanezca en el hospital y que se necesite un catéter por algunos días después de la cirugía.
  • ITUP (incisión transuretral de la próstata). Esta cirugía, que es semejante a la RTUP, se usa en glándulas de la próstata ligeramente agrandadas. El cirujano pone una cortada pequeña o dos en la próstata. Esto alivia la presión sin recortar tejido. Tiene un riesgo bajo de efectos secundarios. Como la RTUP, este tratamiento ayuda con el flujo de orina al extender la uretra.
  • Ablación transuretral con aguja. Se usan ondas de radio para quemar el exceso de tejido de próstata. La ablación transuretral con aguja ayuda con el flujo de orina, alivia los síntomas y puede tener menos efectos secundarios que la RTUP. La mayoría de los hombres necesitan un catéter para drenar la orina por un tiempo después del procedimiento.
  • Termoterapia transuretral con microondas. Las microondas que se envían por un catéter se usan para destruir el tejido excedente de la próstata. Esta puede ser una opción para hombres que no deban tener una cirugía mayor porque tienen otros problemas médicos.
  • EVTP (electroevaporación transuretral de la próstata). Una corriente eléctrica se usa para evaporar tejido de la próstata.
  • Cirugía de láser. El doctor pasa una fibra de láser por la uretra y dentro de la próstata, por medio de un cistoscopio, y luego aplica varias descargas de energía de láser. La energía de láser destruye el tejido de próstata y ayuda a mejorar el flujo de orina. Como la RTUP, la cirugía de láser requiere anestesia. Una ventaja de la cirugía de láser sobre la RTUP es que la cirugía de láser causa poca pérdida de sangre. El período de recuperación de la cirugía de láser puede ser más corto también. Sin embargo, la cirugía de láser puede no ser efectiva en próstatas más grandes.
  • Prostatectomía abierta. Esta puede ser la única opción en pocos casos, como cuando la obstrucción es grave, la próstata es muy grande, o no es posible hacer otros procedimientos. Se usa anestesia general o bloqueo espinal, y se coloca un catéter que permanece de 3 a 7 días después de la cirugía. Esta cirugía conlleva el mayor riesgo de complicaciones. El tejido se envía al laboratorio para buscar cáncer de próstata.



Fuente: cancer.gov