Hay varios tratamientos disponibles. Trabaje junto con el médico para escoger el mejor tratamiento para usted.

  • Expectación vigilada. Si los síntomas no lo incomodan demasiado, quizá decida vivir con ellos en vez de tomar pastillas todos los días o tener cirugía. Pero debe hacerse chequeos periódicos para asegurarse de que su afección no esté empeorando. Si opta por la expectación vigilada, puede estar listo para escoger un tratamiento en cuanto lo necesite.
  • Medicinas. En los últimos años, los científicos han desarrollado varias medicinas para reducir o relajar el tamaño de la próstata, con el fin de que no obstruya la abertura de la vejiga.
  • Procedimientos no quirúrgicos. Se han desarrollado varios instrumentos que permiten al médico extirpar partes de la próstata durante un procedimiento no quirúrgico. Por lo general, estos procedimientos se pueden realizar en una clínica u hospital sin que el paciente tenga que ser internado. Los procedimientos se efectúan por vía transuretral. Esto significa que el médico llega a la zona a través de la uretra. El médico usa tubos delgados colocados a través de la uretra para administrar calor controlado a zonas pequeñas de la próstata.

    Se puede aplicar un gel (pomada) en la uretra para evitar dolores o molestias. No es necesario administrar fármacos para adormecer al paciente. Varios procedimientos transuretrales se usan para el tratamiento de la BPH:
    • Vaporización fotoselectiva de la próstata (photoselective vaporization of the prostate o PVP por sus siglas en inglés): destruye el exceso de tejido prostático que interfiere con la salida de orina del cuerpo, por medio de un rayo láser controlado dentro de la próstata.
    • Incisión transuretral de la próstata (transurethral incision of the prostate o TUIP por sus siglas en inglés): ensancha la uretra al realizarse cortes pequeños en el cuello vesical, donde la uretra se une con la vejiga, y en la misma glándula próstata.
    • Termoterapia transuretral por microondas (transurethral microwave thermotherapy o TUMT por sus siglas en inglés): destruye el exceso de tejido prostático usando una sonda en la uretra para administrar microondas.
    • Ablación transuretral con aguja (transurethral needle ablation o TUNA por sus siglas en inglés): destruye el exceso de tejido en la próstata con calor producido electromagnéticamente al usar un dispositivo tipo aguja en la uretra.
  • Tratamiento con cirugía. Se puede hacer una cirugía para quitar un trozo de la próstata a través de la uretra o se puede hacer una cirugía abierta. En la cirugía abierta, es necesario cortar a través de la piel que se encuentra encima de la base del pene. Es posible que el médico recomiende la cirugía abierta si la próstata se encuentra muy grande. La cirugía más común se llama resección transuretral de la próstata (transurethral resection of the prostate o TURP por sus siglas en inglés). En la TURP, el cirujano introduce un tubo delgado por la uretra y observa la zona con un cistoscopio a medida que va quitando trozos de la próstata con un asa de alambre. Tanto la TURP como la cirugía abierta requieren anestesia general y hospitalización.

Fuente: niddk.nih.gov

Haga clic para buscar un especialista