El tipo de incontinencia urinaria que el paciente tenga depende en parte de los síntomas. Los problemas más comunes de control de la vejiga incluyen:

Incontinencia de esfuerzo

La incontinencia de esfuerzo se produce cuando algún movimiento, como toser, estornudar, reír o hacer actividad física, ejerce presión sobre la vejiga y hace que se escape la orina.

Incontinencia de urgencia

La incontinencia de urgencia ocurre cuando una persona siente o tiene una fuerte urgencia o necesidad de orinar y tiene un escape antes de llegar al baño. Los profesionales de atención médica a menudo se refieren a la incontinencia de urgencia como vejiga hiperactiva, que puede ocurrir cuando ciertos nervios y músculos de la vejiga no están trabajando coordinadamente.

A veces, una persona puede tener incontinencia de urgencia e incontinencia de esfuerzo al mismo tiempo, lo que también se conoce como incontinencia mixta.

Incontinencia refleja

El escape de orina sin advertencia o urgencia puede ser una incontinencia refleja. Puede ocurrir a menudo cuando los nervios de la vejiga de una persona están dañados y no se “comunican” con el cerebro correctamente. Durante la incontinencia refleja, la vejiga se puede contraer, o tener un espasmo, en el momento equivocado, causando un escape de orina. Entre las causas de la incontinencia refleja se encuentran el daño de los nervios por afecciones de salud como la esclerosis múltiple NIH external link, o por un traumatismo como una lesión de la médula espinal. A veces esta afección se conoce también como incontinencia «inconsciente».

Incontinencia por rebosamiento

La incontinencia por rebosamiento ocurre cuando la vejiga no se vacía por completo, causando que aún quede demasiada orina en la vejiga. Con esta afección, la orina se escapa orina porque la vejiga está muy llena.

Incontinencia funcional

La incontinencia funcional ocurre cuando una discapacidad o barrera física, o un problema para hablar o pensar, impide que la persona llegue al baño a tiempo. Por ejemplo, es posible que una persona en silla de ruedas no pueda llegar al baño a tiempo, una persona con artritis podría tener problemas para desabrocharse los pantalones, o una persona con enfermedad de Alzheimer quizás no se dé cuenta de que necesita programar las visitas al baño.

Incontinencia temporal

La incontinencia temporal o transitoria dura poco tiempo debido a una situación pasajera, como el uso de un determinado medicamento o una enfermedad que provoca escapes, como una tos fuerte por resfrío.

Orinarse en la cama

Orinarse en la cama, conocido también como enuresis nocturna, no solo le ocurre a los niños. A algunos adultos se les escapa la orina durante el sueño por una variedad de razones. Ciertos medicamentos o tomar cafeína o alcohol por la noche pueden hacer difícil pasar toda la noche sin tener un escape de orina. En algunos casos, la vejiga no puede contener suficiente orina durante la noche. Los cambios en el estilo de vida a menudo pueden mejorar estos síntomas.


Algunas personas se orinan en la cama porque no producen la cantidad suficiente de cierta hormona en la noche, lo que podría ser una señal de diabetes insípida (en inglés). Otros problemas de salud, como las infecciones de las vías urinarias, los cálculos renales, el agrandamiento de la próstata (en inglés) o la apnea obstructiva del sueño NIH external link pueden causar que un adulto se orine en la cama o tenga que orinar con frecuencia durante la noche.




Fuente:  niddk.nih.gov




Haga clic para buscar un especialista