Función Principal

Mientras que otra glándula pequeña produce el semen que ayuda a nutrir, proteger y transportar a los espermatozoides, la próstata recubre parte de la uretra (tubo que transporta el semen y la orina) y facilita el transporte del semen.

Cuando un hombre tiene relaciones sexuales, los músculos de la próstata se contraen y conducen el semen hacia la uretra que se combina con esperma de los testículos y da lugar a la eyaculación.


Tamaño

Durante la pubertad, la próstata se duplica de tamaño y llega a tomar la forma de una nuez a los 20. Una vez que estás en tus 20 vuelve a crecer y no se detiene, ¿suena muy curioso, no?

Por este crecimiento continuo, muchos sexagenarios a veces experimentan dificultades para orinar, por la presión que la próstata ejerce sobre la vejiga. Esta condición es denominada hiperplasia prostática y afecta a la mitad de hombres de entre 50 y 60 años, pero puede ser tratado con medicaciones.


Molestias Comunes

Otra condición que a menudo sufre la próstata es la «prostatitis», que suele afectar a 1 de cada 10 hombres. En ciertos casos, es provocada por infecciones bacteriales y en otros se desconoce su origen. Su síntoma principal es un fuerte ardor al orinar. Por fortuna, esta aflicción es fácilmente tratable con antibióticos y relajantes musculares.

Entre otras condiciones también están:

  • Hiperplasia prostática benigna (HPB o agrandamiento de la próstata): un problema común en hombres adultos que causa goteo después de orinar o la necesidad de orinar con frecuencia, especialmente por la noche
  • Cáncer de próstata: un cáncer común que responde mejor al tratamiento cuando se detecta anticipadamente

Fuente: vix.com