Ante de tomar una decisión sobre un tipo de tratamiento para el cáncer de próstata hay que tomar en consideración el estado del cáncer. Las opciones de tratamiento para el cáncer de próstata avanzado y metastásico se describen más adelante en esta sección.


Cáncer de próstata en estadio inicial (estadios I y II). 

Por lo general, el cáncer de próstata en estadio inicial crece muy lentamente y puede demorar años en causar algún síntoma u otros problemas de salud, si es que alguna vez lo hace. En consecuencia, puede recomendarse la vigilancia activa. También se puede sugerir radioterapia (con haz externo o braquiterapia) o cirugía, así como ensayos clínicos. Para los hombres que tengan una puntuación de Gleason más alta, el cáncer puede ser de crecimiento rápido; por ello, la prostatectomía radical (vea “Cirugía” más adelante) y la radioterapia, con frecuencia, son apropiadas. Su médico tendrá en cuenta su edad y su estado de salud general antes de recomendar una opción de tratamiento.


Cáncer de próstata localmente avanzado (estadio III).

Para algunos pacientes con un tumor más grande, es menos probable que los tratamientos locales solos, como cirugía y radioterapia, eliminen el cáncer. A menudo, se realiza un tipo de cirugía llamada prostatectomía radical, que incluye la extirpación de los ganglios linfáticos pélvicos.

Los médicos no tratan el cáncer de próstata localmente avanzado con terapia sistémica antes de la cirugía, incluidas la terapia de privación androgénica (androgen-deprivation therapy, ADT) neoadyuvante o la quimioterapia neoadyuvante. El tratamiento neoadyuvante es aquel que se administra antes de la cirugía. Sin embargo, la ADT neoadyuvante y concurrente es el estándar de atención para los hombres que reciben radioterapia para tratar el cáncer de próstata localmente avanzado. Si el cáncer es de alto riesgo, la ADT a menudo se administra durante 36 meses, aunque un lapso de 24 meses está ampliamente aceptado como el tiempo mínimo requerido para controlar debidamente la enfermedad. La radioterapia adyuvante es el tratamiento que se administra después de la prostatectomía radical. Es un estándar de atención para los hombres con extensión extraprostática (pT3a o pT3b, vea “Estadios y grados”), independientemente de la puntuación de Gleason y del estado de los márgenes (positivos o negativos). Tener márgenes positivos significa que se detectaron células cancerosas en los márgenes del tejido que rodea la próstata que se extirpó durante la cirugía. Tener márgenes positivos no necesariamente significa que quedaron células cancerosas durante la cirugía. La importancia de estos hallazgos debe analizarse con su médico. Aún se está estudiando la función de la radioterapia adyuvante en los hombres que tienen cáncer microscópico en sus ganglios linfáticos.



Fuente: cancer.net


Haga clic para buscar un especialista