Cuando consulte a su médico tenga en cuenta que un diagnóstico oportuno y veraz será clave para un tratamiento efectivo, describa los síntomas con detalle y confíe en el profesional de la salud. 

La primera cita para hablar de incontinencia con el médico puede marcar un antes y un después frente al tratamiento de esta condición. La confianza entre médico y paciente, la descripción detallada de los síntomas y una actitud positiva frente al diagnóstico hacen parte de la solución. 

Conozca cinco tips para llegar con seguridad a la primera cita para prevenir, controlar y tratar la pérdida involuntaria de orina. 


1. Optimice el tiempo 

Ingrese al consultorio desprovisto de cualquier sentimiento negativo o sesgo frente a la incontinencia, asuma una actitud franca y abierta con el profesional de la salud y cuando cierre la puerta asegúrese de que la vergüenza se quede afuera. En citas con un tiempo reducido, como se acostumbra en el sistema de salud, vaya al grano con sus síntomas evitando temas anecdóticos y concentrándose en los hechos. 

2. El relato de los síntomas es el primer paso hacia un buen tratamiento 

Cuéntele al especialista cuándo empezaron los síntomas, descríbalos con claridad y profundice en cómo afectan su estilo de vida, estos insumos le permitirán al médico ver el tema de manera global y entregar el tratamiento más adecuado. En esta etapa de la consulta se podrán definir temas como los tipos de incontinencia, las causas y si se relaciona con alguna patología. 

No omita detalles, información sobre frecuencia para vaciar la vejiga, dolor pélvico, sangrado, olores, así como patrones de comportamiento y hábitos de vida le serán útiles al médico para el abordaje del tema. 

3. El estreñimiento también influye 

Hablar de sus hábitos en cuanto a las deposiciones también hace parte de los temas para hablar con el médico, debido a que si hay dificultades en este aspecto pueden ser indicio de dos situaciones que influyen en la aparición de la incontinencia, y es que el estreñimiento podría ejercer presión sobre la vejiga, además, los pacientes con problemas intestinales por lo general pueden tener problemas urinarios. 

4. Cambios en la vida sexual 

Dolores, molestias o cambios durante las relaciones sexuales también suelen asociarse con la pérdida involuntaria de orina, por eso es necesario mencionar al médico cualquier anomalía en esta área de la vida. 

Además, en el caso particular de las mujeres, el impacto puede ser mayor debido al temor por pérdidas involuntarias de orina durante la relación sexual, sin embargo, en esta materia también hay mecanismos y tratamientos para superar las molestias y mantener una vida íntima estable y activa. 

5. Esté alerta a cambios en la vagina 

La atrofia vulvo vaginal o síntomas como sequedad, irritación, dolor y complicaciones al orinar o tener relaciones sexuales también suelen aparecer con la incontinencia, estas manifestaciones deben consultarse con el médico pues tienen tratamiento y no son sinónimo de angustia, vergüenza o pérdida de actividad sexual. 

Recuerde que muchas personas sufren de incontinencia urinaria y llevan una vida plena y que usted no está solo para afrontar esta situación, hoy en día existen productos, tratamientos y desarrollos para hablar del tema sin ruborizarse y sintiéndose bien consigo mismo.



Fuente: depend.com




Haga clic para buscar un especialista