La presencia de sangre en la orina es algo muy común, que se presenta a menudo en la consulta y que tanto puede ser un síntoma sin importancia como puede suponer algo más grave. Conocida como hematuria, indica la presencia de una fuente de hemorragia en el tracto urogenital. La hematuria puede presentarse como un episodio aislado o ser recurrente y, como decíamos, su causante puede deberse a un proceso benigno o a una patología maligna. Por este motivo, para hacer un diagnóstico preciso, es muy importante visitar a un urólogo si se presenta este tipo de patología.

Causas de la hematuria

Entre las causas más comunes de hematuria se encuentran:

Diagnóstico a partir de la hematuria

La hematuria o la presencia de sangre en la orina a menudo se ve a simple vista. Sin embargo, puede ser necesario analizar la orina en el microscopio. Ante la presencia de hematuria es muy importante visitar un urólogo para identificar el problema que la puede estar causando.

El especialista tendrá en cuenta:

  • Las características de sangre presente en la orina: Color, presencia durante la totalidad o solo parte de la micción, porcentaje y cantidad de sangre.
  • La presencia de otros síntomas o condicionantes: traumas, dolor, molestia, escozor, fiebre, infecciones, etc.

Una vez valorados los aspectos clínicos del paciente, el urólogo puede pedir diferentes pruebas para identificar el origen de sangre en la orina. Las pruebas más habituales son:

  • Análisis de orina: Se realiza una evaluación física, química y miscroscópica de la orina. En este análisis se valora la presencia de signos de patología renal o infecciones de las vías urinarias.
  • Ecografía: Si el urólogo interpreta que el origen de la hematuria puede estar en un trauma, en la presencia de cálculos o en una malformación, solicitará una ecografía urológica.

¿Cuáles son los valores normales de sangre en la orina?

NO existen valores normales, ya que normalmente no debería haber presencia de sangre en la orina. En un análisis del sedimento urinario, la presencia de eritrocitos o glóbulos rojos, debería ser igual o casi 0.

Tratamiento de la hematuria

No existe un tratamiento específico para la sangre en la orina, las curas varían en función de la patología causante de la hematuria.

  • Hematuria por infección: La cura se llevará a cabo mediante antibióticos. Los prescribirá el médico especialista después de identificar el germen causante de la infección mediante un examen de orina.
  • Hematuria por un trauma: Para el tratamiento de este tipo de problema lo mejor será el reposo. Beber al menos dos litros de agua al día puede ayudar. Si el trauma es grave, es muy probable que el paciente deba ser intervenido de urgencia.
  • Hematuria por la presencia de cálculos: Dependiendo del lugar, de la naturaleza y las dimensiones, se llevará a cabo un tratamiento u otro. Si las litiasis son muy grandes, se realizará: o bien una cirugía endoscópica, o bien una intervención mediante ondas de choque o ultrasonidos, para reducir el cálculo y permitir que sea eliminado por la orina.
  • Hematuria por hiperplasia de próstata: Si el crecimiento de la próstata es limitado, se llevará a cabo una terapia farmacológica para reducir el tamaño de la misma. Si el paciente presenta una hiperplasia importante, se deberá realizar una intervención quirúrgica para reducirla.
  • Hematuria por la presencia de un tumor: En la mayoría de casos en los que la hematuria viene causada por la presencia de un tumor (en los riñones, la próstata, la uretra y la vejiga), el tratamiento indicado será la cirugía.

Fuente: barnaclinic.com

Haga clic para buscar un especialista