La insuficiencia cardíaca es una afección en la cual el corazón ya no es capaz de bombear sangre rica en oxígeno al resto del cuerpo de manera eficiente. Esto causa que los líquidos se acumulen en su cuerpo. Limitar la cantidad de líquidos que toma y la cantidad de sal (sodio) que consume puede ayudar a prevenir estos síntomas.

Qué esperar en el hogar

Cuando usted tiene insuficiencia cardíaca, su corazón no bombea suficiente sangre. Esto provoca que los líquidos se acumulen en el cuerpo. Si usted toma demasiados líquidos, puede presentar síntomas como hinchazón, aumento de peso y dificultad para respirar. Limitar la cantidad de líquidos que toma y la cantidad de sal (sodio) que consume puede ayudar a prevenir estos síntomas.

Sus familiares pueden ayudarle a cuidarse a sí mismo. Ellos pueden vigilar la cantidad de líquidos que toma. Ellos pueden asegurarse de que usted esté tomando los medicamentos en la forma adecuada. Y pueden aprender a reconocer sus síntomas oportunamente.

Su proveedor de atención médica puede solicitarle que reduzca la cantidad de líquidos que toma:

  • Cuando su insuficiencia cardíaca no esté tan mal, es posible que no tenga que limitar demasiado los líquidos.
  • A medida que su insuficiencia cardíaca empeora, es posible que tenga que limitar los líquidos de 6 a 9 tazas (1.5 a 2 litros) al día.

Consejos para reducir los líquidos

Recuerde que algunos alimentos, como las sopas, pudines, gelatina, helado, paletas de helado y otros contienen líquidos. Cuando tome sopas con trozos grandes, utilice un tenedor si puede, y olvídese del caldo.

Utilice una taza pequeña en la casa para sus líquidos a la hora de las comidas, y beba solo 1 taza (240 ml). Después de beber 1 taza (240 ml) de líquido en un restaurante, voltee la taza para hacerle saber a quien sirve que usted NO quiere más. Encuentre formas de evitar que le dé demasiada sed:

  • Cuando tenga sed, mastique un poco de goma de mascar, enjuáguese la boca con agua fría y escúpala, o chupe algo como un caramelo, una rodaja de limón o pedazos pequeños de hielo.
  • Permanezca fresco. Tener demasiado calor le dará sed.

Si tiene problemas para llevar un control de lo que toma, anote cuánto líquido está tomando durante el día.

Consumir demasiada sal puede provocarle sed, lo cual puede llevarlo a beber demasiado. La sal adicional también hace que se conserve más líquido en el cuerpo. Muchos alimentos contienen «sal oculta», entre ellos los alimentos preparados, enlatados y congelados. Aprenda cómo consumir una dieta baja en sal.

Diuréticos

Los diuréticos le ayudan al cuerpo a eliminar los líquidos adicionales. A menudo se les llama «pastillas de agua». Hay muchas marcas de diuréticos. Algunos se toman 1 vez al día. Otros se toman 2 veces al día. Los tres tipos comunes son:

  • Tiazidas: Clorotiazida (Diuril), clortalidona (Hygroton), indapamida (Lozol), hidroclorotiazida (Esidrix, HydroDiuril) y metolazona (Mykrox, Zaroxolyn)
  • Diuréticos de asa: Bumetanida (Bumex), furosemida (Lasix) y torsemida (Demadex)
  • Fármacos ahorradores de potasio: Amilorida (Midamor), espironolactona (Aldactone) y triamtereno (Dyrenium)

También hay diuréticos que contienen una combinación de dos de los fármacos mencionados arriba.

Cuando esté tomando diuréticos, necesitará hacerse chequeos regularmente para que su proveedor pueda verificar los niveles de potasio y vigilar cómo están funcionando los riñones.

Los diuréticos hacen que orine con más frecuencia. Trate de no tomarlos por la noche antes de acostarse. Tómelos todos los días a la misma hora.

Los efectos secundarios comunes de los diuréticos son:

  • Fatiga, calambres musculares o debilidad a causa de los bajos niveles de potasio
  • Mareo o desorientación
  • Entumecimiento u hormigueo
  • Palpitaciones cardíacas, o un latido cardíaco «revoloteante»
  • Gota
  • Depresión
  • Irritabilidad
  • Incontinencia urinaria (no ser capaz de contener la orina)
  • Pérdida de la libido (por los diuréticos ahorradores de potasio), o incapacidad de tener una erección
  • Crecimiento de pelo, cambios menstruales y engrosamiento de la voz en las mujeres (por los diuréticos ahorradores de potasio)
  • Hinchazón de los pechos en los hombres o sensibilidad mamaria en las mujeres (por los diuréticos ahorradores de potasio)
  • Reacciones alérgicas — si usted es alérgico a los medicamentos sulfamidas, no debe tomar tiazidas

Asegúrese de tomar el diurético como se le indicó.



Fuente: medlineplus.gov



Haga clic para buscar un especialista