La vitamina K es una vitamina que se encuentra en las verduras de hojas verdes, el brócoli y las coles de Bruselas. El nombre de vitamina K proviene de la palabra alemana «Koagulationsvitamin.»

Varias formas de la vitamina K se utilizan en todo el mundo como medicina. Pero en los EE.UU., la única forma disponible es la vitamina K1 (fitonadiona). La vitamina K1 es generalmente la forma preferida de la vitamina K, ya que es menos tóxica, trabaja más rápido, es más fuerte y funciona mejor para ciertas afecciones.

La vitamina K es más comúnmente usada para tratar los problemas de coagulación. Por ejemplo, la vitamina K se utiliza para revertir los efectos del «adelgazamiento de la sangre» en los casos en los que se ha sobremedicado. También se utiliza para evitar los problemas de coagulación en los recién nacidos que no tienen suficiente vitamina K; y para el tratamiento y la prevención de la deficiencia de vitamina K, un problema que ocurre cuando el cuerpo no tiene suficiente vitamina K.

Una mayor comprensión del papel que juega la vitamina K en el cuerpo más allá de la coagulación sanguínea ha llevado a algunos investigadores a sugerir que se aumente la cantidad recomendada de vitamina K en la dieta. En el año 2001, el Instituto Nacional de Medicina, Alimentos y Nutrición aumentó levemente la cantidad de vitamina K recomendada, pero se negó a hacer mayores aumentos. Explicaron que no existe suficiente evidencia científica para hacer grandes aumentos en la cantidad recomendada de vitamina K.

¿Qué tan efectivo es?

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

Eficaz para…

  • Prevención de problemas hemorrágicos en recién nacidos con bajos niveles de vitamina K (enfermedad hemorrágica). La administración de vitamina K1 por vía oral o como inyección en el musculo puede prevenir los problemas hemorrágicos en los recién nacido. Las inyecciones parecen funcionar mejor.
  • Tratamiento y la prevención de problemas hemorrágicos en personas con bajos niveles de proteína de coagulación protrombina. La ingesta o inyección en la vena de vitamina K1 puede prevenir y tratar los problemas hemorrágicos en personas con bajos niveles de protrombina debido al uso de ciertos medicamentos.
  • Prevención de problemas hemorrágicos en recién nacidos con bajos niveles de vitamina K (enfermedad hemorrágica). La ingesta de vitamina K1 o como inyección en la vena puede prevenir el sangrado en personas con enfermedad hemorrágica.
  • Revertir los efectos al haber usado demasiada warfarina para prevenir la coagulación sanguínea. La administración de vitamina K1 por vía oral o como inyección en la vena puede revertir en gran medida la coagulación causada por la warfarina. Sin embargo, la inyección de vitamina K debajo de la piel no parece ser efectiva. Un trastorno hemorrágico hereditario llamado carencia de factores de coagulación dependiente de vitamina K (VKCFD). Funciona en persona que tuvieron bajos niveles de vitamina K.

Posiblemente eficaz para…

  • Debilidad ósea (osteoporosis). La ingesta de una forma específica de vitamina K1 parece mejorara la fuerza ósea y disminuir el riesgo de fracturas en la mayoría de las mujeres ancianas con debilidad ósea. No obstante, no parece beneficiar a las mujeres que aún tienen huesos fuertes. La ingesta de vitamina K1 parece aumentar la fuerza ósea y podría prevenir las fracturas en mujeres ancianas. Pero no podría funcionar tan bien en hombres ancianos. La vitamina K no parece mejorara la fuerza ósea en mujeres que no han llegado a la menopausia o en personas con la enfermedad de Crohn.

Posiblemente ineficaz para…

  • Sangrado dentro de las áreas llena de líquido (ventrículos) del cerebro (hemorragia intraventricular). La administración de la vitamina K a mujeres en riesgo de parto muy prematuro no parece prevenir el sangrado en el cerebro del bebé prematuro. No parece reducir el riesgo de lesión nerviosa causada por estos sangrados.

Insuficiente evidencia para hacer una determinación para…

  • Trastorno de la sangre (beta talasemia). La investigación preliminar muestra que la ingesta de vitamina K2 junto on calcio y vitamina D pude mejorara la masa ósea en niños con este trastorno.
  • Cáncer de mama. La investigación sugiere que una alta ingesta dietaria de vitamina K2 está vinculada con un menor riesgo de desarrollar cáncer de mama.
  • Cáncer. Cierta investigación vinculó una la ingesta de alimentos con vitamina K2, pero no con vitamina K1, a una disminución del riesgo de muerte por cáncer. Sin embargo, otra investigación ha vinculado una alta ingesta de alimentos con vitamina K1, pero no vitamina K2, con una disminución del riesgo de muerte por cáncer.
  • Cáncer colorrectal. La investigación preliminar sugiere que una alta ingesta dietaria de vitamina K no está vinculada con una disminución del riesgo de cáncer colorrectal.
  • Cardiopatía. Una alta ingesta dietaria de vitamina K fue vinculada con un menor riesgo de cardiopatías, factores de riesgo de cardiopatias, y muerte por cardiopatia en hombres y mujeres. Sin embargo, la ingesta de alimentos con vitamina K2 no parece estar vinculada con una disminución del riesgo de cardiopatia en personas con un alto riesgo de sufrir esta enfermedad. La ingesta dietaria de vitamina K1 no está vinculada con una disminución del riesgo de cardiopatia. Pero el aumento de la ingesta de alimentos con vitamina K1 no parece estar vinculada con una disminución del riesgo de muerte por cardiopatías. Además, la ingesta de vitamina K1 como suplemento parece prevenir o disminuir el avance de la calcificación coronaria. Este es un factor de riesgo de la cardiopatia.
  • Fibrosis quística. Las personas con fibrosis quística pueden tener bajos niveles de vitamina K debido a problemas para digerir las grasas. La ingesta de una combinación de vitaminas A, D, E y K parece mejorar los niveles de vitamina K en personas con fibrosis quística que tiene problemas para digerir las grasas. Además, la investigación preliminar sugiere que la ingesta de vitamina K puede mejorar la producción de osteocalcina, la cual tiene función en la construcción ósea y la regulación metabólica. Sin embargo, no existe evidencia confiable que sugiera que mejora la salud en general en personas con fibrosis quística.
  • Diabetes. La investigación preliminar muestra que la ingesta de una multivitamina fortificada con vitamina K1 no disminuye el riesgo de desarrollar diabetes en comparación on la ingesta de una multivitamina regular.
  • Sarpullido en la piel asociado con un tipo de medicina para el cáncer. Las personas que consumen cierto tipo de medicamento anticanceroso a menudo desarrollan sarpullido en la piel. La investigación preliminar muestra que la aplicación de una crema que contiene vitamina K1 ayuda a prevenir el sarpullido en la piel en personas que consumen este tipo de medicamentos.
  • Colesterol alto. Existe evidencia preliminar de que la vitamina K2 podría disminuir los niveles de colesterol en personas con diálisis con altos niveles de colesterol.
  • Cáncer de hígado. La ingesta de vitamina K2 no parece prevenir la recurrencia del cáncer de hígado. Sin embargo, cierta investigación preliminar sugiere que la vitamina K2 reduce el riesgo de cáncer de hígado en personas con cirrosis hepática.
  • Cáncer del pulmón. La investigación preliminar sugiere que una alta ingesta dietaria de vitamina K2 en los alimentos está vinculada con un menor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón o muerte por cáncer de pulmón. La ingesta dietaria de vitamina K1 no parece estar vinculada con una disminución del riesgo de sufrir estos eventos.
  • Esclerosis múltiple (EM). La interferona es un medicamento que ayuda a las personas con EM. Este medicamento a menudo causa sarpullido y ardor en personas con EM. La investigación preliminar muestra que la aplicación de una crema de vitamina K disminuye levemente el sarpullido y el ardor en personas tratadas con interferona.
  • Cáncer de próstata. La investigación preliminar sugiere que una alta ingesta dietaria de vitamina K2, pero no vitamina K1, está vinculada con un menor riesgo de desarrollar cáncer de próstata.
  • Artritis reumatoidea. La investigación preliminar muestra que la ingesta de vitamina K2 junto con medicamentos para la artritis disminuye los marcadores de inflamación articulares en menor medida que la ingesta de medicamentos para la artritis solamente.
  • Accidente cerebrovascular (ACV). La investigación en la población sugiere que una ingesta dietaria de vitamina K1 no está vinculada con un menor riesgo de muerte sufrir ACV.
  • Hematomas.
  • Quemaduras.
  • Cicatrización.
  • Telangiectasias.
  • Estrías.
  • Inflamación.
  • Otras afecciones.

Se necesitan más pruebas para poder evaluar la eficacia de la vitamina K para estos usos.

¿Cómo funciona?

La vitamina K es una vitamina esencial que el cuerpo necesita para la coagulación sanguínea y otros procesos importantes.

Fuente: https://medlineplus.gov/

Haga clic para buscar un especialista