La incontinencia urinaria por lo general es producto de problemas con los músculos y los nervios que ayudan a la vejiga a sostener la orina o liberarla. Ciertas situaciones de salud particulares de las mujeres, como el embarazo, el parto y la menopausia, pueden provocar problemas con estos músculos y nervios.


Otras causas de incontinencia urinaria incluyen:

  • Sobrepeso. Tener sobrepeso aplica presión en la vejiga, lo que puede debilitar los músculos con el tiempo. Una vejiga débil no puede sostener mucha orina.
  • Constipación. Las personas con constipación crónica pueden tener problemas de control con sus vejigas. La constipación o dificultad para ir de cuerpo puede ejercer presión o provocar que la vejiga y los músculos del suelo pélvico deban trabajar con esfuerzo. Esto debilita los músculos y puede provocar incontinencia urinaria o pérdidas de orina.
  • Daño en los nervios. Los nervios dañados pueden enviar señales a la vejiga en momentos inadecuados o no enviar ninguna señal. El parto y los problemas de salud como la diabetes y la esclerosis múltiplepueden provocar daños en la vejiga, la uretra o en los músculos del suelo pélvico.
  • Cirugía. Cualquier tipo de cirugía que incluya a los órganos reproductores femeninos, como una histerectomía, puede dañar los músculos del suelo pélvico, especialmente cuando se extrae el útero.5 Si los músculos del suelo pélvico están dañados, los músculos de la vejiga de la mujer tal vez no funcionen como corresponde. Esto puede provocar incontinencia urinaria.

A veces la incontinencia urinaria dura poco tiempo y se produce por otros motivos, por ejemplo:

  • Determinados medicamentos. La incontinencia urinaria puede ser un efecto secundario del uso de medicamentos como los diuréticos («píldoras de agua» utilizadas para tratar insuficiencia cardíaca, cirrosis hepática, hipertensión y ciertas enfermedades renales). La incontinencia por lo general desaparece cuando dejas de tomar el medicamento.
  • Cafeína. Las bebidas con cafeína pueden hacer que la vejiga se llene rápidamente, lo que a su vez puede provocar la pérdida de orina. Hay estudios que sugieren que las mujeres que beben más de dos tazas de bebidas con cafeína por día pueden ser más propensas a tener problemas de incontinencia. 6 Limitar la cafeína puede ayudar con la incontinencia porque hay menos esfuerzo en la vejiga.
  • Infección. Las infecciones del tracto urinario y la vejiga pueden provocar incontinencia por un período corto. El control de la vejiga por lo general regresa cuando desaparece la infección.

Fuente: womenshealth.gov



Haga clic para buscar un especialista