Existen ciertos consejos que pueden ayudar a la embarazada a prevenir o controlar la ligera incontinencia urinaria. Aquí os damos unos sencillos pasos a seguir.

  • Realiza los ejercicios de Kegel para fortalecer el suelo pélvico. Estos ejercicios resultan muy útiles para vencer la incontinencia y reforzar los músculos de la pelvis de cara al parto y postparto.
  • Si has comprobado que los escapes se producen al toser o estornudar, intenta cruzar las piernas o realizar los ejercicios de Kegel cuando notes que vas a hacerlo. También si vas a levantar peso, a realizar un esfuerzo momentáneo que puede producir pérdidas.
  • Evita alimentos y bebidas irritantes para la vejiga como el café u otras bebidas con cafeína, cítricos, chocolate, tomates, alcohol (este prohibido totalmenteademás por otras muchas razones)…
  • Toma las precauciones necesarias para evitar las infecciones del tracto urinario. La cistitis es más frecuente durante el embarazo, pero podemos prevenirla precisamente evitando alimentos mencionados en el punto anterior, manteniendo una higiene adecuada o tomando arándano rojo
  • Evita el estreñimiento durante el embarazo, ya que las heces duras pueden presionar la vejiga y hacerla más «vulnerable» a los escapes. Introduce abundantes alimentos ricos en fibra y una buena hidratación en tu día a día. De este modo evitamos hacer grandes esfuerzos para evacuar, lo cual puede debilitar la musculatura pélvica.
  • Controla el aumento de peso, ya que un peso excesivo aumenta la presión sobre la vejiga (entre otros riesgos para tu salud y la del bebé).

En definitiva, no te has de preocupar si sufres pérdidas leves de orina durante el embarazo, son normales. Lo cual no quita para que procures prevenirlas y controlarlas: de este modo te sentirás más cómoda y protegida. También se reducen las posibilidades de padecer escapes en el postparto si haces los ejercicios de Kegel.

Fuente: bebesymas.com

Haga clic para buscar un especialista