Se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

1. Examen físico y antecedentes: examen del cuerpo para revisar el estado general de salud e identificar cualquier signo de enfermedad, como masas o cualquier otra cosa que no parezca normal. También se toman datos sobre los hábitos de salud del paciente, los antecedentes de enfermedades y los tratamientos anteriores

2. Examen digital del recto (EDR): examen del recto. El médico o enfermero introduce un dedo cubierto por un guante lubricado en el recto para palpar la próstata a través de la pared del recto y detectar bultos o áreas anormales.

3. Prueba del antígeno prostático específico (PSA): prueba de laboratorio que mide las concentraciones del PSA en la sangre. El PSA es una sustancia elaborada por la próstata que se puede encontrar en una mayor cantidad en la sangre de los hombres que tienen cáncer de próstata. La concentración del PSA también puede ser elevada en los hombres que sufren una infección o una inflamación de la próstata, o que tienen HPB (próstata agrandada, pero no cancerosa).

4. Ecografía transrectal: procedimiento en el cual se inserta en el recto una sonda que tiene aproximadamente el tamaño de un dedo para examinar la próstata. La sonda se utiliza para hacer rebotar ondas de sonido de alta energía (ultrasónico) en los tejidos internos de la próstata y crear ecos. Los ecos forman una imagen de los tejidos corporales que se llama ecograma. La ecografía transrectal se puede usar durante una biopsia.

5. IRM (imágenes por resonancia magnética) transrectal: procedimiento que utiliza un imán, ondas de radio y una computadora para crear una serie de imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo. Se inserta un transductor por el recto el cual emite ondas de radio cerca de la próstata. Esto ayuda a que la máquina de IRM tome imágenes más claras de la próstata y el tejido circundante. La IRM transrectal se realiza para determinar si el cáncer se ha diseminado fuera de la próstata, hacia los tejidos cercanos. Este procedimiento también se llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN).

6. Biopsia: extracción de células o tejidos realizada por un patólogo para observarlos al microscopio. El patólogo observa la muestra de tejido para ver si hay células cancerosas y determinar el puntaje de Gleason. El puntaje de Gleason varía entre 2 y 10, y determina la probabilidad de que el tumor se disemine. Cuanto más bajo es el puntaje, menor la probabilidad de diseminación del tumor.

La biopsia transrectal se usa para diagnosticar el cáncer de próstata. La biopsia transrectal consiste en extirpar el tejido de la próstata mediante la introducción de una aguja fina a través del recto hasta la próstata. Por lo general, este procedimiento se realiza mediante una ecografía transrectal para ayudar a guiar al sitio donde se toman las muestras de tejido. Un patólogo observa el tejido bajo un microscopio para determinar la presencia de células cancerosas.

Fuente: cancer.gov

Haga clic para buscar un especialista