Detectar a tiempo el cáncer de próstata, realizar tratamientos efectivos para mejorar la disfunción eréctil y la incontinencia urinaria son algunas de las razones para visitar al especialista.

Visitar al urólogo debe ser una tarea que deben cumplir todos los hombres una vez tengan los 40 años, para detectar a tiempo riesgos de cáncer de próstata. Pero también las mujeres, cuando por ejemplo, al estornudar o al saltar no logren contener la orina.

Las enfermedades de la próstata en la mayoría de los hombres no producen síntomas, sin embargo,  así una persona no tenga sintomatología de padecer alguna enfermedad urológica como incontinencia urinaria, disfunción eréctil,  hiperplasia benigna de próstata (un agrandamiento no canceroso de la glándula prostática),  insuficiencia renal aguda, infección de orina, entre otras, debería realizarse un chequeo para conocer el riesgo que tiene de desarrollar alguna de estas enfermedades.

Así lo explica Mauricio Plata, urólogo con maestría en epidemiología clínica, quien fue uno de conferencistas invitados al  VIII Taller Pfizer para Periodistas desarrollado en Cali,  del 13 al 15 del presente mes.

El examen urológico de próstata que deben practicarse los hombres después de los 40 años de edad, consiste en realizar una serie de preguntas al paciente para conocer el estado de su salud, luego se hace un examen físico en el que se realiza una  revisión detallada del abdomen, vejiga y de la próstata a través del tacto rectal. Dependiendo de los resultados, se practica un análisis de sangre.

“Se debe vencer el tabú del tacto rectal, todos deben vencer el temor que se tiene a hacerse un examen de recto solo  porque es  un poco doloroso. Yo no he tenido el primer paciente que después de hacerse el examen rectal, me diga que le fue peor a lo que se imaginaba. Al final se dan cuenta de que es un examen  más sencillo de lo que pensaban”, dice el especialista Plata, además de recordar que este examen no se debe hacer cada año, sino cada dos o tres.

El cáncer de próstata es una enfermedad frecuente. Es la primera entre los tipos de  cáncer en hombres y se puede detectar a tiempo con la visita al urólogo.

Su  diagnóstico generalmente se realiza cuando se sospecha de la presencia de la enfermedad. “La mayoría de los  hombres que consultan son asintomáticos. Si en el examen de próstata que hace el urólogo encuentra un tacto rectal anormal porque hay nódulos en la próstata, o porque se hace una prueba de sangre y sale alterada, de esa manera sospechamos que la persona tiene el  cáncer.  Si se sospecha hacemos una biopsia de la próstata y en esta confirmamos si hay la presencia  de un tumor y a su vez se estudia la severidad y agresividad del mismo. Con esto se define qué tipo de tratamiento se le debe dar al paciente”, asegura el especialista Plata.


Factores de riesgo


No existe una causa clara, algunos doctores afirman que hay una dependencia hormonal de andrógenos  en el cáncer de próstata, por eso se usan sustancias hormonales en el tratamiento. Pero hay factores de riesgo que favorecen  la aparición del   cáncer de próstata como la edad mayor a 45 años; personas que han tenido antecedentes familiares; también aquellos  de raza negra, porque se ha determinado que los niveles de testosterona son más altos en esta población. Igualmente la obesidad y la dieta de consumir mucha grasa animal.

El cáncer de próstata detectado a tiempo es curable y en este momento, en el mundo, la gran mayoría  son detectados en estadío curable.

“Uno de los inconvenientes que tienen las personas en no realizarse los chequeos médicos a tiempo, es que se detecta la enfermedad tarde, cuando es difícil de curar. El cáncer de próstata localizado es curable con cirugía, con radiación o con las terapias que se disponen en este momento para tratarlo”, manifiesta el especialista Mauricio Plata.



Fuente: http://www.elpais.com.co/salud/la-cita-al-urologo-clave-para-hombres-y-mujeres.html