La prueba de antígeno prostático (PSA, en inglés) mide la cantidad de antígeno prostático específico, un tipo de proteína, en la sangre del hombre. Cuando un hombre tiene un PSA elevado, puede ser un indicativo de cáncer de próstata, pero también podría ser causado por otras condiciones tales como un agrandamiento de la próstata o una inflamación de la misma.

La prueba de PSA y biopsias de próstata no pueden asegurar a ciencia cierta qué tipos de cáncer será más agresivo y abarcador, o cuales crecerán tan lentamente que nunca causarán algún síntoma. Esto significa que algunos hombres sí se beneficiarán del tratamiento del cáncer de próstata detectado mediante el PSA, pero otros tal vez no.

¿Cuál es la evidencia más reciente sobre los beneficios de la detección?


Se revisaron las nuevas pruebas que ayudan a comprender mejor los beneficios de la detección, que incluyen la reducción de la probabilidad de morir de cáncer de próstata. La investigación indica que por cada 1,000 hombres de entre 55 y 69 muestran la detección del cáncer de próstata con la prueba de PSA, de 1 a 2 hombres pueden evitar la muerte por el cáncer de próstata por más de 10 a 15 años. Otro beneficio importante de la detección es la reducción del riesgo de cáncer metastásico. El cáncer metastásico es la propagación de las células cancerosas a nuevas áreas del cuerpo. Los estudios indican que por cada 1,000 hombres detectado, 3 hombres pueden evitar el cáncer metastásico después de 10 a 15 años.


Los estudios demuestran que los beneficios potenciales de la detección en los hombres mayores de 70 años no superan los daños potenciales.


Es altamente recomendado hacer sus chequeos a tiempo y con regularidad para obtener la información indicada y poder trabajar en conjunto con su urólogo. ¡Haga su cita ya!



Referencia: screeningforprostatecancer.org