El tiempo de recuperación en el hospital tras las operaciones de próstata con láser, ya sea verde u holmium, no suele superar el día de estancia, pudiendo el paciente abandonar el hospital el mismo día de la operación.

Esto es posible gracias a que el uso de la fibra láser para reducir el tamaño de la próstata permite ir sellando el tejido no vaporizado reduciendo el sangrado intra y postoperatorio al mínimo.

Ya en casa, el tiempo de recuperación se basa simplemente en 2 ó 3 días sin realizar esfuerzos físicos excesivos que puedan provocar problemas en la cicatrización de la próstata. Pasada la primera semana de la recuperación, el paciente notará una inmensa mejoría en lo que respecta al calibre urinario y a la potencia del mismo, eliminando por completo los síntomas de la hiperplasia benigna de próstata.

Es posible que el médico le recete un tratamiento antibiótico durante el tiempo de recuperación para evitar posibles infecciones. Las recomendaciones en lo que respecta a dieta son equivalentes a las de cualquier otra operación de próstata, una dieta equilibrada con mucha fibra y evitando el consumo de bebidas alcohólicas o gaseosas.


Asimismo, se recomienda esperar 2 semanas para retomar la actividad sexual.


Fuente: operarme.es