Antes de los 50 los expertos recomiendan que todos los hombres hagan una visita anual al urólogo desde esa edad. Algo que, en caso de tener antecedentes familiares de cáncer de próstata, debe empezar a hacerse algo antes: ver si hay un componente hereditario en este tipo de cáncer”.


En este tipo de revisiones rutinarias, los médicos realizan ecografías, algunas pruebas de orina y el PSA, que es un análisis de las células de la próstata. Pero más allá de estas visitas periódicas, existen algunos motivos por los que cualquier hombre, sin importar su edad, debería acudir al urólogo.

1. Sangre en la orina

Es necesario acudir a una revisión cuando se observa que su orina está teñida de sangre y tiene un color más oscuro de lo habitual ya que puede ser un síntoma del cáncer de vejiga.


2. Síntomas de infección de orina

La sangre en la orina también puede ser síntoma de una infección, pero no es el único. La más común de las infecciones es la cistitis y la padecen más las mujeres que los hombres, porque su uretra es más corta y es más fácil que contraigan una infección. 

Los síntomas que hay que vigilar son la sensación de incomodidad, escozor o quemazón al orinar, aumento en el número de micciones, dolor en la parte baja de la pelvis o en la zona de la uretra.

3. Dolor en los riñones

“No se debe confundir con el dolor lumbar”, aclaran los expertos. Este tipo de dolor se denomina cólico nefrítico y puede estar producido por piedras o cálculos en el riñón o algún punto del tracto urinario.

4. Sangre en el semen

Suele ocurrir cuando se tiene poca actividad sexual y se eyacula poco. Cuando se reduce la actividad el semen puede solidificarse y se producen piedras pequeñas. Esto hace que, cuando se eyacula, las piedras raspen el interior del pene y el semen salga de un color oscuro.

5. Curvatura en el pene

Se llama Enfermedad de Peyronie y le ocurre a hombres que han tenido algún tipo de traumatismo en el pene durante una erección.

Lo más común, añade, es cuando mantienen relaciones sexuales en posturas en las que la mujer está arriba. Un mal movimiento puede provocar que el pene se doble y se provoque una cicatriz, fibrosis o callo.

6. Problemas de erección

Más allá del problema de cara a una relación sexual, los problemas de erección pueden traducirse en problemas cardiovasculares.





Fuente:
https://www.lavanguardia.com




Haga clic para buscar un especialista