Todos tenemos algún amigo o amiga que se conoce la ubicación de los baños de los lugares públicos que frecuentemente visitamos, esto debido a que sienten deseo de orinar repetidamente (frecuencia urinaria).  Este síntoma puede tener varias causas.  Hay condiciones, como la hiperactividad de vejiga, que causan sensación frecuente de tener que vaciarla aunque el volumen de orina sea poco.  Por otro lado hay condiciones que impiden que la vejiga se vacíe apropiadamente por lo cual la persona debe ir al baño múltiples veces al día.

La causa más común de síntomas urinarios en hombres es el agrandamiento benigno de la próstata.   La próstata es una glándula que se encuentra en el área pélvica adyacente a la vejiga y el recto.  Es una glándula que tiene funciones importantes en el sistema reproductor masculino.   

Según KT McVary de Northwestern University en Chicago, el crecimiento benigno de la próstata ocurre en aproximadamente 25% de los hombres mayores de 50 años, 30% de los hombres mayores de 60  y 50% de los hombres mayores de 80.  Dicho crecimiento puede causar obstrucción a la salida de orina de la vejiga.  Los síntomas más comunes del crecimiento prostático incluyen tener que hacer fuerza para orinar, un flujo urinario débil e interrumpido, vaciado incompleto de la vejiga y gotereo de orina al terminar.   Otros síntomas asociados incluyen frecuencia urinaria, urgencia (sensación súbita de tener que orinar), nocturia (tener que levantarse varias veces durante la noche), e incontinencia.

Existen múltiples tratamientos para mejorar los síntomas y/o eliminar la obstrucción causada por el agrandamiento de la próstata.  Entre los tratamientos disponibles se encuentran medicamentos que reducen la tensión de la próstata y permiten un mejor flujo de orina.  Otros medicamentos reducen el tamaño de la próstata a largo plazo.  También existen tratamientos quirúrgicos que buscan reducir el tamaño de la glándula en su parte central y de esta forma eliminar la obstrucción.  El raspe de próstata o resección transuretral de próstata es la cirugía tradicional para tratar a los pacientes con agrandamiento benigno.  Existen tratamientos modernos y mínimamente invasivos que logran efectos similares que un raspe de próstata tradicional pero con menos efectos secundarios y una recuperación más rápida.  Entre estos tratamientos quirúrgicos se encuentra la enucleación de la próstata con láser y la vaporización de la próstata con láser verde.

Ya sea usted un conocido, familiar o un amigo, lo más importante es consultar a un urólogo para determinar cuál es la causa de los síntomas urinarios y cuál es el mejor tratamiento disponible.




Este artículo fue escrito por el Dr. Hector Lopez Huertas 

Clínica Las Americas ste 306

San Juan, PR 00918

Su  teléfono de oficina es 787-756-5200